CARTA A UN AMIGO Profesor del "Curso Internacional de Ciencias de la Alimentación y Recursos, Facultad de Pesquerías, Universidad de Kagoshima, Japon”. 19/Abril/2019.

Hola Miguel!

¿Cómo estás?. Espero que bien, cuidando de tu bonito jardín y con tus buenas compañías.

 

Esta tarde hablé con tu hermano y ya me ha dicho que habláis y os veis casi todos los días por ordenador. ¡ Vamos que desayunáis prácticamente juntos :) !

 

Hazel también estaba en la casa con ellos, me he acordado que desde estas navidades pasadas quería enviarte el proyecto que hice para el final de carrera del acuario en Vigo 1996 y que, con tanta eficiencia e ilusión contagiosa, me ayudaste como tantas otras veces después, ¿te acuerdas?

 

Te lo envío adjunto, han pasado ya unos años desde entonces y aún valoro el trabajo y tu generosidad humana como si lo hubiéramos hecho en estos días ... creo que más.

 

Durante este tiempo trascurrido, he aprendido cosas, no sé si de arquitectura, pero si del conocimiento humano o mejor dicho del des-conocimiento humano.

 

Este proyecto tenía una intención arquitectónica secreta ... acercaba los humanos a la fauna marina, incluso alguna pecera sobresalía sobre el techo del edificio para que desde el agua los peces pudieran asomarse sobre el Acuario y contemplar Vigo ...

 

Además, acercaba el propio mar a los humanos, permitiendo que con la pleamar el agua inundara el espacio visitable, con su música y olor genuino, hidratando la zona de arrecife y creando un espacio cambiante dos veces al día... Este guiño desde la arquitectura, surgió como recurso técnico, que equilibraba las presiones del edificio y su entorno marino, ahorrando construir una losa de hormigón de 7m de espesor en la base del edificio (no sé si lo recuerdas).

 

PFC "Acuario en Vigo" (1996). Sección Longitudinal

Como te decía, en estos más de 20 años ejerciendo como arquitecto, he aprendido sobre el "desconocimiento" humano... Y te diré por qué: mi nivel de trabajo siempre se ha mantenido modesto y artesano, cosa que me sienta bien, pero hace 10 años tuve la oportunidad de hacer otro edificio singular en la Exposición Internacional de Zaragoza; de nuevo, con un equipo humano de primera, conseguimos un Indice COP de 12 ! (en climatización es la eficiencia o relación entre energía producida - energía sustraida). Lo cierto es que no fue tan difícil, sólo tuve que hacer caso a la naturaleza, el Cierzo de Zaragoza y las frías aguas del río Ebro... Como dato informativo decir que el índice COP mayor conseguido en los equipos mecánicos de aire acondicionado de las mejores marcas para climatización (aerotermia, aires acondicionados, etc. ) está en torno a 4,5 llegando cómo máximo a 7.

Edificio Faro (2008). Dibujo de Iñaki Urkia. Ing. J.C. Pericás

Para mí, estos dos proyectos (el Acuario en Vigo y El Faro de Zaragoza), por el simple hecho de trabajar en coordinación y simbiosis con la naturaleza, son los mejores proyectos que he hecho (*).

 

Y sólo algunos amigos sabéis de estos detalles; no porque no lo haya dicho abiertamente, sino porque parece que hay que aprender despacio... Y aquí es donde me encuentro con toda la filosofía oriental sobre el Tao, y demás textos milenarios... Y aquí es donde me rencuentro contigo.

 

(*) el tercer proyecto por el que me siento feliz y orgulloso son los Edificios Cultivadores :) que con su captación de lluvia, su forma sencilla y modo de construir y habitar abren un camino hacia una nueva arquitectura consciente y viva.

Edificio Cultivador. Dibujo Ache (Ascensión García Ovies)

Gracias Miguel

Un abrazo grande

Richi


Hola Richi

 

Que alegría! Si, lo recuerdo como si fuese ayer. Aparecí con los libros que tenía en una bolsa en el estudio de Fernando en La Av. de América y tiraste de fotocopiadora y hablamos un rato. También recuerdo una visita al Zoo de la Casa de Campo con padre también a ver los acuarios.

He visto el proyecto del acuario (supongo que en Vigo estará! o no aceptaron tu genial idea?), y el DVD lo tengo porque viene en el librito del Faro, y aquí en casa en el salón tengo tu maqueta de barro, que la veo varias veces todos los días y me recuerda nuestra amistad.

Los edificios cultivadores tienen mucho futuro y son preciosos, recuerdan a medusas y cactus, y lo mejor quizá sea que más que la tele es el huerto lo que ocupara las horas de ocio de sus habitantes cultivadores.

Yo ya he empezado la cuenta atrás, tengo 56 y, si aguanta la máquina, otros 10 hasta la jubilación. Mi proyecto diario es la “Office Lunch” que me preparo en 10 minutos, te adjunto el plato de hoy, 2 tostadas con aguacate y Kimchi, una tarrita de natto, nueces y manzana y de postre algo de proteína: un gato!

Mi otra actividad es en jardín de casa, ayer estaba con las tomateras, y el jardín de mi “cobijo" que está a 125 km de aquí y solo tengo 4 o 5 oportunidades al año de ir por allí. Estoy con el jardín, plantando almendros, membrillos, nogales y olivos y los ajos los tengo que arrancar la semana que viene y traeremos a Kagoshima. También te adjunto otros pics. Me gustaría ponerme a reparar canalones y ventanas pronto.

Adjunto mi última publicación sobre nasas, solo mira las fotos! Son datos del 2007, como Tutankhamen! Y a fin de cuenta no son edificios palpables, sino que papeles. Y un papel es un papel, y donde haya una buena piedra o hoja vegetal, no hacen ni falta.

 

Cuídate, que no pasan en vano, y a ver que lamparillas más mágicas me muestras la próxima vez!

Abrazos, y recuerdos a Marilen y a todos

 

Miguel